La sala de prensa online como estrategia de marketing

Las nuevas formas de interacción social y el impacto de las nuevas tecnologías nos han conducido hacia un cambio de paradigma en la relación con los medios de comunicación. La mayoría de las empresas hasta hace poco utilizaban una comunicación lineal, una unidireccionalidad que en los últimos años ha perdido toda su fuerza y ha obligado a las instituciones a construir nuevas formas de relación con sus consumidores.

Las audiencias se han fragmentado y los medios se han democratizado, dando paso también a una nueva manera de entender la comunicación y el marketing, como se apunta en el Manifiesto Inusual, un decálogo para los profesionales de la interactividad que recoge algunos retos a los que se enfrentan los especialistas en este sector.

 Del mismo modo, Iván Pino, periodista y consultor en reputación corporativa, en el post “Sala de prensa online autorizada para todos los públicos” define cinco comunidades con las que toda organización debería comunicarse en la red (activistas, clientes, profesionales, inversores y periodistas) y también define al periodista ciudadano, como nuevo interlocutor del gabinete de prensa.

Así, gracias a Internet y a las redes sociales, las empresas cuentan con nuevos escaparates en los que darse a conocer y estar en contacto con los clientes y otros públicos objetivos. En estos nuevos espacios, las empresas e instituciones publican las características y bondades de sus productos o servicios, explican lo que saben hacer, dan a conocer a sus directivos y trabajadores, y comparten sus experiencias y reflexiones.

Todo ello forma parte de una competición para ganar en visibilidad, popularidad, confianza y mantenerse en la vida y memoria digital. En esta carrera de fondo, la sala de prensa 2.0 se convierte en una de las herramientas de marketing más efectivas y, al mismo tiempo, en una gran herramienta de SEO para la web.

¿Cómo debemos diseñarla?

La sala de prensa online tiene que estar pensada para facilitar el trabajo a los medios, ayudar a promover la relación entre los responsables de comunicación y los periodistas, amplificar la imagen de la marca, así como mejorar la reputación online de una empresa. Además, tiene un potencial de difusión enorme porque no es exclusiva de los medios de comunicación, cualquier persona con una conexión a Internet puede tener acceso a nuestros contenidos.

 Para Elisa Merino, fundadora de la agencia de diseño, web y multimedia Malabars, una buena sala de prensa 2.0 tiene que estar pensada con una buena arquitectura de la información y contar con un buen gestor de contenidos. “Si la base de toda sala de prensa es la actualización, seamos autónomos con una herramienta de gestor de contenidos flexible, dinámica, que nos permita crecer, y hagamos una sala de prensa usable para facilitar la vida a los periodistas y a los publicadores”, sostiene.

Además, según esta especialista en Internet, es muy importante idear la sala de prensa e incluso escribir cada nota de prensa en función a unos criterios de SEO. “Si todos los periodistas consultan Internet, y además nunca tienen tiempo, acabarán yendo a Google o a Bing a buscar la información que precisan, así que es crucial cuidar el posicionamiento de nuestros contenidos”, concluye.

Ingredientes básicos de una sala de prensa virtual

Entre los elementos imprescindibles que no pueden faltar en una sala deprensa 2.0 el contenido multimedia encabeza la lista (podcast, Youtube, Slideshare, Flickr, feeds de redes sociales, imágenes en diversas resoluciones, etc.). También tiene que estar bien visible, el acceso a las principales redes o blogs en las que la empresa está presente (stream de las diferentes cuentas), así como otras formas de contacto alternativas (Skype, Facebook, etc.). 

En este sentido, también es primordial ofrecer al visitante la posibilidad de compartir el contenido vía email o por medio de marcadores sociales como Digg, del.icio.us, Twitter, Reddit,etc. con un solo clic. Además de los datos básicos de la compañía, también es interesante incluir un apartado de Ayuda / FAQ, algunas biografías de los principales ejecutivos y su organigrama, así como tener un formulario para recibir solicitudes de entrevistas, rodajes, etc. 


Las notas de prensa
, pueden presentarse en formato post y todas tienen que estar bien organizadas y localizables en su correspondiente archivo por categorías, etiquetas, fechas y palabras clave. El buscador tiene que ser fácil de usar, rápido y directo. Si todo está debidamente etiquetado se podrá acceder a los contenidos de diferentes formas, como podría ser a través de una nube de etiquetas, o hasta sugerir noticias relacionadas al final de la lectura de un artículo determinado.

Según Ivan Pino en el post “Como se prepara una nota de prensa 2.0”, las tradicionales notas de prensa en formato de texto ahora tienen que ir acompañadas siempre de links, fotos, videos, archivos, audios y una amplia biblioteca digital de recursos.

También tiene un papel muy importante el RSS. Se pueden definir tantas suscripciones RSS como se considere oportuno para fidelizar a los contactos. Esta sindicación permite tener disponibles los contenidos de la sala de prensa para ser accesibles mediante un lector de fuentes o reutilizarlos en otro sitio mediante un agregador o widgets específicos.

Además de todos estos elementos, para Carlos Oca, director comercial de Lextrend, tampoco puede faltar una sección de eventos para informar del calendario de eventos programados y permitir incluso su confirmación, así como una sección de apariciones en los medios, con su archivo histórico. Según Oca, también es importante una sección de suscripciones para enriquecer la base de datos de medios de comunicación interesados en la empresa.

Más recientemente, muchas empresas también están incorporando dinámicas de transmisión de información en tiempo real (streaming) y de geolocalización (sobretodo a través de Foursquare) en el entorno de la sala de prensa 2.0.

Buenos ejemplos de salas de prensa 2.0

En el post Como construir una sala de prensa 2.0,Roberto Carreras, consultor independiente de comunicación, marketing y estrategia online, analiza algunas salas de prensa que considera son un buen ejemplo a seguir, como Intel, Nokia, SEB, Scania, Swiss, Cisco, Electrolux, Ford, BASFSAP y GDF Suez en un cana de YouTube.

Además de estos casos, yo también destacaría el trabajo de Indal, la de Obra Social “la Caixa” y la Cambra de Comerç de Barcelona, entre algunas otras.

Igualmente, Javier Velilla, socio director de la consultora de comunicación estratégica Comuniza,también presenta un estudio sobre las salas de prensa 2.0 en el Ibex 35. En este análisis, de noviembre de 2010, apunta que casi el 30% de les salas de prensa de las empresas del Ibex 35 disponen de buscadores, sólo el 28% publican un calendario de eventos, y sólo el 6% hace público el organigrama de la empresa. Otros datos extraídos del estudio indican que el 31% de las salas de empresa utilizan RSS, el 8% enlaza blogs corporativos, y la presencia de cuentas de Twitter dentro de las salas de prensa es muy escasa.

Útil y asequible para emprendedores, pequeñas y grandes empresas

La necesidad de una sala de prensa 2.0 no es exclusiva de las grandes empresas. Las Pymes y los emprendedores deben apostar también por gestionar estratégicamente su comunicación. Se pueden construir salas de prensa muy potentes con herramientas muy asequibles y gestores de contenidos fáciles de usar para todo el mundo. Hay salas de prensa hechas con WordPress que no tienen nada que envidiar a otras construidas con plataformas diseñadas por grandes compañías de tecnología.

Otra herramienta totalmente gratuita y muy sencilla de usar es PressKit’n y, en una versión premium, encontramosPitchEngine, que permite no sólo crear la sala de prensa de la compañía, sino también notas de prensa 2.0.
PressDoc y Pushroomtambién son dos interesantes herramientas que permiten a cualquier empresa disponer de un lugar en la web donde colgar y difundir fácilmente sus comunicados y la actualidad en las redes sociales, e informar a los clientes mediante newsletters automáticas.