La comunidad y la inteligencia colectiva, claves de éxito en un negocio online

La inteligencia colectiva es una forma de inteligencia que surge de la colaboración entre muchos individuos, que se asocia actualmente con la sociedad del conocimiento. Gracias a la inteligencia colectiva se pueden llevar a cabo modelos de negocio online que sin un proceso colaborativo serían impensables.

Un buen ejemplo de ello es Innocentive, una compañía de innovación abierta que acepta como encargos la resolución de problemas de I+D en un amplio abanico de campos como la ingeniería, las TIC, nuevos modelos de negocio, las matemáticas, etc. A partir de ahí los problemas se publican como desafíos para que sean solucionados por voluntarios que trabajan colaborativamente, a cambio de un premio económico.

Éste es un ejemplo muy claro de una empresa cuyo modelo de negocio se sustenta en la idea del crowdsourcing, como también funciona, por ejemplo, la misma Wikipedia. Estos proyectos se basan en la idea de la co-society. El futuro es co, es decir es un futuro de colaboración. Es poner de acuerdo gente con ideas diferentes y empresas de sectores diferentes para resolver problemas complejos en un mundo cada vez más diverso.

Además en la web 2.0 existen muchas herramientas que permiten compartir y crear valor en comunidad como, por ejemplo, las wikis, el software libre, y las redes sociales, así como aplicaciones web ideadas exclusivamente para trabajar conjuntamente online. Un buen ejemplo de ello son Basecamp, 37 signals y Teambox, entre otras plataformas.

Y es que como queda demostrado en la premiada campaña publicitaria de la compañía flamenca de transporte De Lijn “la unión hace la fuerza” y “dos cabezas piensan mejor que una”. Si todavía no estáis convencidos, mirad uno de sus divertidos anuncios ideados bajo el eslogan “Es más inteligente viajar en grupo”.



Nuevos canales de financiación para proyectos creativos

Los proyectos más exitosos de inteligencia colectiva en el ámbito de la empresa son aquellos que implican a las personas en el logro de un propósito común. Precisamente debido a la colaboración entre comunidades proliferan a su vez las plataformas de financiación paranuevos proyectos.

En estos casos, sin embargo, no se trata de inversiones o de préstamos a la vieja usanza.Mirad sino estos 5 innovadores ejemplos que ya están dando alas a más de una mente inquieta gracias a la unión virtual entre personas.

  1. Flattr: Es un sistema de micropagos de contenidos para apoyar económicamente a bloggers, desarrolladores y otros creadores de contenidos web.
  2. Humblebundle: Sigue la misma línea casi del micromecenazgo. El usuario paga lo que quiere por juegos de Mac, Windows, Linux y Androidy decide qué cantidad de dinero de lo que ha decidido pagar quiere que se destine a obras benéficas y qué parte al desarrollador del juego.
  3. Quirky: Se presentan como “la manera más fácil de dar vida a tus ideas”.  Los inventores aportan una idea  y si pasan la evaluación de la comunidad se busca un sistema de diseño, de financiación y de fabricación como se explica en la siguiente infografía:
  4. Kickstarter:Pensado para esa gente que quiereempezar un proyecto y necesita conseguir un dinero inicial para desarrollarlo.Las personas que creen en el éxito del proyecto presentado obtienen una participación directamente proporcional a los fondos que han aportado si éste se llega a desarrollar en el tiempo establecido.
  5. Elephant Design: Es una página web donde la gente puede hacer listas de productos que no existen en el mercado pero que les gustaría tener. Los usuarios pueden consultar los deseos de los otros y sumarse a ellos. Cuando un mismo producto lo desearían comprar 1.000 personas buscan un fabricante para que lo haga. El intermediario y la persona que ha tenido la idea se llevan un porcentaje de las ventas. Según ellos, el 30% de los productos más vendidos en Japón han salido de aquí.

Cambio de paradigma informacional

El poder de la comunidad también es un factor importante en el cambio de paradigma informacional que estamos viviendo. Cada vez es más difícil captar el interés de las personas, que padecen el síndrome de fatiga informacional o infoxicación.

Precisamente porque la riqueza de la información crea a su vez la pobreza de la atención, es importante dar pocos mensajes y que éstos sean sencillos. El que sabe y conoce cómo debe comunicar sigue atrayendo, sobretodo si ofrece una información diferencial hablando de algo de lo que los otros no hablan.

A veces para conseguirlo es necesario acudir a la sabiduría de la comunidad, potenciada gracias a la revolución 2.0.

Una muestra de ello es que cada vez las empresas son más conscientes de la importancia de crear una organización horizontal, a través del networking social, blogs y redes sociales dentro de la compañía, para compartir la sabiduría de sus empleados y las de sus clientes y usuarios como productores de contenidos e ideas, multiplicando así su capital y el éxito de su negocio. 

Conscientes de ello, en su reconversión digital muchos medios de comunicación también buscan aprovechar al máximo el conocimiento colectivo de sus lectores.

Así lo expresó, por ejemplo, el presidente y consejero delegado de The New York Times, Arthur Sulzberger, en una charla que dio en la London Business School, a finales del pasado noviembre, y que podéis recuperar en el interesantísimo artículo “La transformación digital del NYTimes, según su presidente”, publicado en el periódico digital Animal Político.

Y parece que no le va del todo mal este planteamiento porque, según Sulzberger, el periódico lleva ya dos trimestres consecutivos con beneficios gracias a que la cifra de suscriptores a sus contenidos digitales de pago ha superado ampliamente el objetivo de 300.000 establecido para el primer año.

“El retargeting, la segmentación, la conexión entre los datos y la inteligencia colectiva aumentada son la base de un futuro que ya está aquí”

Además ya veremos como afecta el futuro de internet a la conexión de inteligencias e intreses entre comunidades. Y es que el cambio de dígito ya asoma la cabeza, como nos va explicando en sus artículos David Weinberger’s, uno de los padres del 2.0, que en Everythingismiscellaneous cuestiona aspectos relacionados con la exhaustividad y la relevancia en los datos y la información.

Si echáis una ojeada a sus últimas reflexiones veréis que para él la web semántica, la web 3.0, nos permitirá encontrar aquello que queremos sólo para cada uno de nosotros en un determinado momento y no todo de golpe e igual para todos. “El retargeting, la segmentación, la conexión entre los datos y la inteligencia colectiva aumentada son la base de un futuro que ya está aquí”, afirma.

Un buen ejemplo de ello es el sistema ya utilizado por Amazon,  que juega con la ley de la serendipia (tropezar con algo por casualidad pero que al final acaba siendo útil para ti), así como el de Wolframalpha, un buscador de nueva generación quecomputa en tiempo real información de base de datos contrastados,  encontrando resultados por relevancia personal.

 ¿Peparados? 😉